12 de Mayo 2017. Los fabulosos cuarzos ahumados del Trias Keuper de Archidona

Home  >>  Actividades Realizadas  >>  12 de Mayo 2017. Los fabulosos cuarzos ahumados del Trias Keuper de Archidona

12 de Mayo 2017. Los fabulosos cuarzos ahumados del Trias Keuper de Archidona

Los terrenos del Trías Keuper alóctono o manto olistostrómico de afinidad subbética de la región de Antequera-Archidona, encierran maravillas cristalográficas “cuarzos automorfos” relacionadas con la sedimentación detrítica continental de estos materiales.

El Trías Keuper alóctono (208 Mll.años) de la región de Archidona está compuesto por secuencias detríticas-heterogéneas “caóticas” que contienen argilitas abigarradas rojas y verdes con yesos, lutitas, areniscas, carniolas, dolomías y bloques de ofitas, que han sufrido una movilización y traslación lo que originó una mezcla caótica de materiales. El yeso que aflora en los tramos inferiores bajo los niveles carbonatados, actúa como material aglomerante y cementante en el olistostroma, generando brechas yesíferas de materiales de diversa índole, a consecuencia de su plasticidad original, y procesos de disolución y recementación secundaria. En las interfases entre las carniolas superiores y las arcillas abigarradas con yesos, se pueden encontrar excelentes cristales de cuarzo automorfo de hasta 3cm, de color ahumado o mas rara vez negro azabache, que lo convierten en auténticos hitos mineralógicos. Estos cristales aparecen sueltos en los campos arcillosos de cultivo, ya formados en coluviones, tras la erosión de estos niveles, o simple desmantelamiento antrópico.

Los materiales del Trias superior Keuper (208 Mll años) en esta región, se formaron en ambientes continentales, tipo lacustres o “lagoon”, con formación de extensos depósitos de evaporitas. Estas consisten en secuencias ricas en yesos y sales originadas en climas áridos, en una continentalización regresiva, tras los mares someros del Trias Muschelkalk.

Aunque los cristales automorfos son muy abundantes en todo el Keuper de la provincia de Málaga, entre Archidona y Almargen, el cuarzo automorfo de Archidona forma cristales de una apariencia fabulosa. En realidad, aparecen como cristales euhédricos aislados, rara vez en matriz, con la forma de prisma muy poco desarrollado, o no, de contorno hexagonal, terminado en los ápices por seis caras romboédricas (tres mayores r y tres pequeñas z), de apariencia piramidal. Sus caras y ejes principales pueden identificarse al girar con claridad en el eje de simetría ternario, con las formas del sistema trigonal por modificación del prisma, la pequeña pirámide, y los dos romboedros r y z que intersectan el prisma. Otras veces las formas predominantes son prismáticas.

Las facetas cristalinas «r» – el romboedro positivo – son las caras terminales más grandes de la pirámide, mientras que las «z» – el romboedro negativo – son las más pequeñas. Las facetas «m ó 1» en el dibujo representan cada una de las seis facetas verticales, en realidad el prisma que puede ser desigual en desarrollo, y paralelo al eje de simetría longitudinal.

En las figuras siguientes (Crystal Shapes), se incluyen las formas cristalinas de estos ejemplares de cuarzo ahumado malagueños, con ilustraciones reales a continuación de hallazgos del aula-museo de geología.

Y ahora, algunos ejemplos cristalográficos sin prisma y con prisma muy incipiente.  Toda una belleza de la naturaleza cristalográfica en nuestras dehesas de Archidona.

Respecto al causante del color negruzco o ahumado ante la ausencia de irradiaciones naturales, podría ser debido a las impurezas por materia orgánica y los gases, contenida en el sedimento, niveles que coinciden en algunos casos con dolomías orgánicas muy oscuras, donde han aparecido implantados. La explicación del enriquecimiento en sílice en la cuenca evaporítica y en los sedimentos para originar estas nucleaciones de cristales, podrían encontrarse en herencias sedimentarias de las areniscas cuarzosas del Buntsandstein, o incluso emisiones silíceas tardías relacionadas con el vulcanismo dolerítico “ofitas” que afectó al Trías Keuper, tras la fragmentación de la Pangea.

Comments are closed.
Translate »